lunes, 15 de octubre de 2012

Vivir el Mar Menor

Hubo un tiempo en que en las orillas del Mar Menor no se amontonaban los edificios, ni en él se vertía la cantidad de mierda que se vierte hoy. Hubo un tiempo pasado en el que aun no se habian cubierto artificialemente las playas de arena del fondo marino.

En esos dias la laguna salada era un reducto para vida especies endemicas del S.E de la peninsula. Aquellos dias no estan tan lejos, aunque parece que se ha acelerado tanto la destrucción de este maravilloso habitat que me cuesta vislumbrar un futuro.

Me encanta , de paseo,  encontrar los regugios donde aun se puede ver lo que era este mar tan nuestro, antes del desarrollismo, antes de la fiebre playera de los 80 y sobre todo antes del boom del ladrillo de los primeros años 2000.

Al recrear en esos espacios lo que seria esta maravilla de la naturaleza si hubieramos sabido sacarle el mejor partido sin destruirlo, si hubieramos comprendido la riqueza que encierra, su verdad y su historia; no puedo evitar pensar contra lo que me dice el corazón que quizas si que se puede, que si que podemos arreglar el desaguisado y dejar respirar  a nuestro mar. Vivir y dejar vivir.




Cerca de las Salidas de San Pedro



Mar Menor por Rubén Ros
Un pedacito de Mar Menor entre Los Alcázares y San Javier






Galicia

Por avatares de la vida esta semana pasada estuve en Galicia, mas concretamente en Lugo. Hoy que aquella tierra arde a manos de terrorista...